Hace ya más de 10 años que empezamos a idear nuestras piscinas de arena. En todo este tiempo han salido muchos imitadores en diferentes países, pero hemos conseguido mantenernos líderes del mercado gracias a que siempre hemos priorizado la calidad y durabilidad de nuestras piscinas, basándonos, sobre todo, en I+D.

En la actualidad nuestra última capa de arena Natursand está formada, en realidad, por cuatro capas diferentes, aplicadas por separado y con sus tiempos de secado respectivos. El problema con que nos hemos encontrado todos estos años es conseguir que el tacto y la apariencia sea arena, pero tenga una durabilidad y mantenimiento similar al gresite. Hoy en día creo que incluso lo hemos superado, sobre todo con la aparición de la última capa de protección introducida hace año y medio en nuestro proceso.

Podemos ver vídeos en YouTube del tipo “constrúyete tu piscina de arena”, donde aparecen formulas con arena de sílice (te abrasas los pies) y un conglomerante comercial. Pero esto no es así. El tema de las piscinas es tremendamente complejo, ya que se está utilizando ácidos (cloro, correctores de ph, etc… ) que degradan cualquier tipo de superficie en poco tiempo. Además, el sol es tremendamente dañino para superficies de exterior. Todo esto hace que hayamos tenido que investigar y generar nuestra propia capa de arena para poder luchar contra todas estas inconveniencias.

Hoy en día, además de no quemar, no resbalar, hemos conseguido una última capa de arena duradera en el tiempo, tanto o más que el gresite, que soporta cualquier tipo de ácido en proporciones superiores a las de una piscina y que no se altera con el sol, gracias a su protección anti UV. Para ello hemos tenido que partir de diferentes tipos de resinas en cada una de nuestras cuatro capas. Partiendo de resinas altamente resistentes a los químicos, usadas en suelos de laboratorio, añadiendo protecciones UV para el sol, micro partículas de vidrio para que no resbale, resinas plásticas para que sea eterna en la última de las cuatro capas, capas intermedias para que no se introduzca suciedad en los poros, arena elaborada con una granulometría perfecta y parecida a la akadama japonesa, etc…

Todo esto, sobre nuestra base de hormigón de gran calidad proyectado de 25cm, hace que nuestras piscinas sean tremendamente fiables y duraderas en el tiempo. Además de su innegable belleza hemos conseguido un producto realmente bueno, duradero y con una mantenimiento igual o mejor al de una piscina convencional. Dimos un gran paso hace ya unos dos años con la última capa, mejoramos con la capa intermedia hace ya un año, empezamos este 2.017 con una segunda capa mejorada en cuanto a un importante aumento de elasticidad y no sé si se podrá, pero intentaremos con nuestro I+D seguir mejorando lo que ya tenemos.

Pin It on Pinterest

Share This